ver precios

El masaje ayurvédico
El ayurveda es uno de los sistemas de medicina más antiguos y considera al ser humano como un todo íntimamente conectado con su entorno y las demás formas de vida. El término sánscrito "ayurveda" combina dos palabras : ayú (vida) y veda (conocimiento). La traducción literal es “conocimiento de la vida” o el “correcto vivir”. Sus principios son universalmente aplicables. Aquellos que deseen gozar de una vida feliz, sana e inspirada pueden beneficiarse de la sabiduría que encierra el ayurveda. A medida que este arte curativo fue evolucionando, los masajistas, médicos ayurvédicos, desarrollaron una técnica especial basada en la comprensión de las distintas necesidades de los diferentes tipos de cuerpos y en su conocimiento de los marmas (los puntos sutiles de energía) que responden a una suave manipulación física. Este tipo de masaje actúa tanto a nivel físico como mental, permitiendo la regeneración de todos los sistemas del cuerpo. Practicado con regularidad libera la tensión muscular, restituye la agilidad de las articulaciones rígidas y detiene el envejecimiento prematuro.
masaje abhyanga masaje con pindas vedas masaje kati basti masaje de cabeza de la India

masaje abhyanga
Elimina de los tejidos del cuerpo aquellas toxinas y productos de deshecho ya que han sido disueltas por los procedimientos anteriores. El masaje es llevado a cabo en silencio, lo que ayuda a armonizar las funciones del cuerpo. Silencio y descanso son componentes importantes en el proceso de activación de los propios mecanismos de autocuración del cuerpo. Se usan los aceites adecuados después de realizar un test para armonizar los doshas.
pindas vedas
Masaje abhyanga con saquitos de lienzo en cuyo interior hay mezclas especialmente preparadas y que son aplicados localmente para aliviar el dolor. Nutre el cuerpo, fortalece los músculos y mejora el tono muscular. Este tipo de tratamiento conviene en enfermedades como osteoartritis, gota o cualquier enfermedad que conlleva debilidad muscular (fibromialgia) e incluso para la delgadez extrema.
masaje kati basti
Masaje abhyanga con un tratamiento especial para la espalda con una masa preparada y aceites. Se recomienda para problemas de lumbares, rigidez y dolor en la zona lumbar, ciática, hernia discal, dolores antes y durante la menstruación y estreñimiento.
masaje de cabeza de India
Es un masaje con presiones y fricciones en el cráneo, hombros, cuello y cara. Previene o detiene enfermedades degenerativas como Parkinson, Alzheimer, demencia senil, pérdida de memoria. Relaja el sistema nervioso y elimina el cansancio causado por tensión mental y agotamiento. Aumenta la energía física y mental. Mejora la calidad del habla y los sentidos: visión, tacto, oído. Ayuda a mejorar la concentración en el estudio. Evita los síntomas asociados al estrés: cansancio, insomnio, angustia, vértigo, hipertensión, taquicardias, problemas en el estómago.


Efectos curativos del masaje ayurvédico
En cierto sentido, la vida moderna se ha convertido en algo lujoso. La mayor parte de la gente que habita las grandes ciudades hace muy pocos trabajos físicos. Sus ocupaciones no les permiten participar en actividades en las que los músculos trabajen y además no disfrutan del aire fresco, ni de la luz del sol, no consumen alimentos cultivados naturalmente y esto da como resultado una serie de desequilibrios. Por otra parte, el estrés y la preocupación constantes aumentan la acumulación de toxinas. El mejor remedio, el más fácil y natural para todos estos problemas es el masaje. El masaje regular evita la aparición de diversas afecciones de la piel tales como eccemas, ampollas, sarna y seborrea. También aumenta el vigor, la paciencia, la autoconfianza, el dominio de sí mismo, la sensatez y la inteligencia, la vitalidad sexual y la belleza física. El masaje se utiliza terapéuticamente para tratar las jaquecas, el insomnio, la gota, la polio, la obesidad, la artritis, las irregularidades de la tensión sanguínea, el asma y los desórdenes mentales. Incrementa la producción de glóbulos blancos y anticuerpos que proporcionan resistencia frente a los virus y a las enfermedades causadas por infecciones. Colabora con los mecanismos de defensa del organismo y fortifica el sistema inmunológico. Practicado con regularidad, ayuda a equilibrar los tres humores corporales conocidos en Ayurveda como doshas: vatta, pitta y kapha. Cuando se adopta el masaje como una práctica diaria, ofrece ventajas muy placenteras. Aumentan el calor y la vitalidad del cuerpo al tiempo que los sistemas respiratorio y circulatorio se abren para proporcionar oxígeno fresco y energía vital en la forma de material nutriente. Simultáneamente, los gases de desecho y las toxinas se eliminan del sistema.

Principios ayurvédicos del masaje
Dhanwantari, deidad del Ayurveda TRIDOSHA Y LOS CINCO ELEMENTOS
La teoría de tridosha: vata (aire), pitta (bilis) y kapha (mucosidad) es original del ayurveda. Estos tres doshas constituyen la naturaleza química de cada organismo viviente; son creados por los cinco elementos de la siguiente forma : los elementos del éter y del aire forman el temperamento vata, el fuego y el agua forman el temperamento pitta, el agua y la tierra forman el temperamento kapha. Los huesos, la carne, la piel, los nervios y el cabello pertenecen al elemento tierra. El semen, la sangre, la grasa, la orina, las mucosidades, la saliva y los líquidos linfáticos pertenecen al elemento agua. El hambre, la sed, la temperatura corporal, el sueño, la letargia, la inteligencia, la ira, el odio, los celos y el brillo pertenecen al elemento fuego. Todos los movimientos, la respiración, las urgencias naturales, la función sensorio-motora, las secreciones y excreciones y la transformación de los tejidos pertenecen al elemento aire. El amor, la enemistad, la timidez, el miedo y el apego son cualidades identificadas con el éter. El temperamento de cada individuo o pakriti, se determina en el momento de la concepción y es inmodificable durante el curso de nuestra vida. El entorno químico del óvulo fertilizado desempeña un papel importante en el establecimiento de la naturaleza psicosomática de cada individuo. Los desequilibrios en nuestro pakriti se producen por la interacción del individuo y del entorno. Estos desequilibrios se conocen como nuestro vikriti.

TIPOS DE TEMPERAMENTOS
    Según el Ayurveda, es posible encontrar uno (y a menudo dos) de estos siete temperamentos en todos los organismos vivientes :
  1. Vata (dominado por el aire)
  2. Pitta (dominado por la bilis)
  3. Kapha (dominado por la mucosidad)
  4. Kapha-Pitta (dominado por una combinación del aire y la bilis)
  5. Pitta-Kapha (dominado por la bilis y la mucosidad)
  6. Vata-Kapha (dominado por el aire y la mucosidad)
  7. Vata-Pitta-kapha (dominado por los tres doshas por igual)
Si se consideran las proporciones variables de pitta, vata y kapha, existe una innumerable cantidad de temperamentos. A través de estos doshas el organismo humano acepta los cambios ambientales y recibe la energía de los alimentos. La tarea de los tres doshas se concentra principalmente en la región que se encuentra entre el corazón y el ombligo. Allí interactúan continuamente ocupándose del desarrollo y de la autoconservación del cuerpo. Cualquier perturbación sobre uno de los doshas crea de forma inmediata una falta de equilibrio en el cuerpo e interrumpe la eliminación de los materiales de desecho. Un equilibrio armónico de los tres doshas es esencial para el mantenimiento del bienestar físico y mental. La perturbación de cualquiera de los doshas genera desorden y enfermedad en el organismo.
⇑ volver arriba

Beneficios derivados del masaje ayurvédico
  • Reduce el envejecimiento, nutriendo los siete componentes del cuerpo humano :
    • fluidos, hormonas, linfa
    • Sangre
    • Carne, músculos y cutis
    • Grasa
    • Huesos y dientes
    • Médula
    • Semen
    Fortalece los sistema nervioso e inmunólogico, retrasando el envejecimiento. Al emplear aceite en la columna vertebral, en los pies, en las manos y en la cabeza aumentan la virilidad y la vitalidad.
  • Elimina la fatiga: la fatiga se debe a un esfuerzo físico o mental o a ambos. También puede sobrevenir a causa de un exceso de trabajo de un músculo en particular o de un grupo de músculos o al llevar a cabo un trabajo que uno no está habituado a realizar. Cuando uno no se siente emocionalmente implicado en una tarea o ésta francamente le disgusta, el cuerpo se cansa rápidamente. La fatiga puede ser también el resultado de una acumulación de toxinas. El masaje adecuado depende del tipo de fatiga del que se trate.
  • Elimina el exceso de aire: Las siguientes prácticas y emociones o los excesos en la alimentación incrementan el dosha del aire (vata) y pueden causar dolor en los músculos y en las articulaciones : esfuerzo constante del sistema nervioso, ansiedad, consumir alimentos que se han guardado muchas horas después de cocinados, ausencia de hambre, ayuno, represión voluntaria de cualquier urgencia que sienta el cuerpo, crujido de las articulaciones, nerviosismo, hablar en exceso, uso excesivo de alimentos picantes, astringentes o extremadamente amargos. El reumatismo y la ciática son dos de las enfermedades más comunes causadas por una perturbación del aire.
  • Mejora la vista: la energía primaria de los ojos deriva del elemento fuego. Los desórdenes del estómago en los que el fuego del digestivo es intenso provocan la mayoría de las afecciones oculares, aunque también un fuego poco intenso puede generar perturbaciones. El estreñimiento constante, la indigestión, la acidez de estómago y la perturbación de pitta (bilis) deterioran la vista.
  • Fortalece el cuerpo: friccionar el cuerpo con aceite de masaje y presionarlo resulta muy beneficioso ya que se incrementa la circulación y el movimiento de los fluidos vitales y al mismo tiempo se estimula la circulación de la energía pránica. El cuerpo y el sistema inmunológico se vuelven fuertes y se incrementan la resistencia, la vitalidad y la virilidad.
  • Aumenta la longevidad: el masaje crea un equilibrio electroquímico en el cuerpo. Cuando el sistema inmunológico se fortalece y las toxinas son eliminadas, se incrementa la longevidad de forma natural. Un aumento de acidez reduce la duración de la vida y por ello, la química de nuestra sangre debe ser más alcalina que ácida. La ansiedad y el estrés desgastan el sistema y aumentan su acidez. Al equilibrar los tres doshas aumentamos la duración de nuestra vida. El aceite absorbido protege la piel contra la deshidratación y la ayuda a retener la cantidad necesaria de humedad en su superficie. A edad avanzada esta humedad disminuye, la piel se reseca y el cuerpo no recibe suficiente energía del entorno.
  • Induce el sueño y los sueños: el masaje en general y el de la cabeza en particular resulta efectivo para inducir el sueño. Al friccionar, golpetear y presionar suavemente el cuerpo especialmente los pies se puede calmar una mente inquieta.
  • Fortalece la piel: el masaje con aceite suaviza la piel y le confiere un brillo especial. La aplicación regular fortalece la piel y elimina la sequedad, primer signo del aire (vata) perturbado del cuerpo. Los individuos cuya pakriti o tipo constitucional es vata presentan una piel seca y áspera ; para ellos el masaje es esencial. Para aquellos cuya pakriti es pitta o kapha y que por lo tanto tienen una piel aceitosa, el masaje es la única solución cuando sobreviene una perturbación del aire y sequedad de la piel. Este último síntoma puede deberse también a la ansiedad y la preocupación, el trabajo mental y al vivir en casas con calefacción central. La piel de las personas dominadas por vata absorbe más aceite que la piel de otros tipos de temperamento. La piel, como un espejo, refleja el estado general del cuerpo físico.
  • Proporciona resistencia frente a la falta de armonía y a las enfermedades: al friccionar el cuerpo con una presión soportable se genera mayor resistencia frente a las enfermedades. El masaje estimula la producción de anticuerpos y fortalece los siete componentes vitales del cuerpo, los dhatus. La fuerza que proviene de los dhatus confiere tolerancia, indulgencia y paciencia ; estas cualidades pueden salvarnos de la aflicción, la agonía, la adversidad y la ansiedad. Los anticuerpos fortalecen el sistema inmunológico y los aceites otorgan fuerza a los nervios.
  • Calma las dolencias causadas por el aire y la mucosidad: el masaje con aceite es el único remedio efectivo para aliviar las enfermedades causadas por una perturbación del aire (vata) ; es también eficaz en el tratamiento de las dolencias provocadas por un desarreglo de la mucosidad (kapha).
  • Mejora el color y la textura de la piel: Al friccionar la piel con aceite, ésta adquiere una mejor textura, un brillo saludable y se fortalece.
  • Mejora el sistema linfático: el ayurveda considera que la linfa es de naturaleza kapha. La palabra kapha se traduce generalmente como mucosidad o flema pero su significado abarca también los líquidos linfáticos. El sistema linfático no es un sistema independiente, actúa como complemento de la sangre y corre paralelo al sistema circulatorio. La linfa recoge los materiales del líquido del tejido, elimina las bacterias y los devuelve al flujo sanguíneo. El tejido linfático que se encuentra en los ganglios, el bazo y la glándula timo tienen la función de proteger el cuerpo de células y sustancias extrañas. Cuando se estimula el flujo linfático con un aceite de masaje, puede vigorizar la química de la sangre y ayudar a que el cuerpo se desintoxique por sí mismo, eliminando las toxinas a través del sudor y de la orina.
⇑ volver arriba

foto de masaje


Tipos de aceites y sus propiedades
Los diversos tipos de aceite para masaje se utilizan siempre teniendo en cuenta el dosha de la persona. Los aceites prensados en frío, obtenidos de semillas y vegetales cultivadas orgánicamente, son los mejores. Los aceites minerales y otros sustitutos para los aceites naturales son perjudiciales para las funciones metabólicas del cuerpo ya que forman una capa o revestimiento sobre la piel y las células no son capaces de respirar libremente. Las cremas hidratantes incrementan la sequedad después de unos minutos de haberlas utilizado y frecuentemente contienen conservantes y esencias sintéticas. Los aceites comerciales derivados de grasas animales presentan el mismo problema. En suma, ningún otro lubricante beneficia tanto la piel como los aceites de semillas vegetales prensadas en frío. Al absorberse fácilmente, nutren al organismo y colaboran con él. Los aceites extraídos empleando un molino de madera son los más adecuados.
Aceite de mostaza
Es un aceite de masaje muy popular en la India. Los luchadores y los levantadores de pesas lo prefieren por su capacidad para aliviar la rigidez de los músculos producida por la lucha y los ejercicios físicos muy intensos. El aceite de mostaza es grasiento, amargo, picante, ligero y proporciona calor. Acaba con las enfermedades causadas por vata y kapha; aumenta pitta y el calor corporal. Antiparasitario y fungicida, alivia el dolor y cura la inflamación y las heridas de todo tipo. Es también desinfectante y si se aplica inmediatamente en un corte, detiene la hemorragia. Al frotarlo sobre la piel se absorbe rápidamente y relaja los músculos, los ligamentos y los nervios. Devuelve la flexibilidad a los músculos después de una bronquitis o de un proceso febril, desinfecta la sangre y abre los poros. El masaje de estómago y de la región abdominal con este aceite impide el aumento del volumen del bazo y colabora en su curación.
Aceite de oliva
Se trata de un aceite untuoso, amargo y que da calor; aumenta pitta y es nutritivo. Contiene proteínas, minerales y oleína. Las investigaciones científicas llevadas a cabo en Europa han revelado que puede actuar en la prevención de la osteomalacia (ablandamiento de los huesos). Detiene las infecciones, tiene un efecto beneficioso sobre la flora del tracto digestivo, activa el flujo de bilis y estimula el metabolismo de las grasas. Los médicos ayurvédicos que siguen el sistema griego de medicina recomiendan el aceite de oliva para quienes padecen de gota, artritis, dolores musculares, luxaciones y polio. Es tan bueno para el cuerpo como el aceite de almendras. Es especialmente ventajoso para los niños especialmente los de constitución frágil y para las personas mayores. Fortalece los músculos, la piel y los nervios; cura las inflamaciones y mejora la pigmentación.
Aceite de sésamo
El aceite de sésamo es uno de los más populares para el masaje, especialmente en la India Occidental. Es el favorito de los médicos ayurvédicos, quienes los emplean como base para aceites medicinales. Este aceite es untuoso, pesado, dulce, amargo, astringente y generador de calor. Elimina las enfermedades y desórdenes causados por vata e incrementa pitta. Contiene minerales como el hierro, fósforo, magnesio, cobre, ácido silícico, calcio y microelementos. Es rico en ácido linoleico; su contenido en lecitina tiene un efecto beneficioso sobre las glándulas endocrinas y especialmente sobre los nervios y las células cerebrales. Contiene 8 aminoácidos esenciales fundamentales para el cerebro y quizá por este motivo tiene una larga historia como aceite para el pelo y para los masajes de la cabeza. El aceite hecho a base de semillas negras de sésamo cura las inflamaciones, elimina el dolor y la rigidez muscular, vigoriza la piel y previene el envejecimiento prematuro. Usado regularmente, modela la forma de los pechos. Absorbe más prana que los demás aceites vegetales. Por ser neutral no irrita la piel como puede ocurrir con el aceite de mostaza.
Aceite de coco
El aceite de coco, base de varios cosméticos y jabones, es también un aceite popular para el masaje. Como se solidifica fácilmente, es muy fácil de transportar. El aceite de coco es dulce, relativamente ligero, untuoso y refrescante. Es adecuado para las personas dominadas por pitta. Cura las afecciones de la piel, tales como las erupciones, quemaduras, inflamaciones, sarpullidos, eccemas e infecciones producidas por hongos ; se utiliza comúnmente para los cortes y quemaduras debido a sus cualidades antisépticas. Este aceite contiene minerales, proteínas, carbohidratos y glicéridos altamente saturados de ácido laúrico, palmítico y esteárico. En el norte de la India, este aceite es el favorito de las mujeres porque hace lucir un cabello sano, brillante y largo. También se puede utilizar para sedar y refrescar a las personas que tienen la cabeza caliente y apaciguar el calor del cuerpo. La piel absorbe de inmediato el aceite de coco y de este modo su textura se enriquece.
Aceite de almendras
Es un aceite dulce, untuoso, pesado y adecuado para las personas dominadas por kapha porque proporciona calor. Contiene proteínas, minerales y oleína en cantidades semejantes al aceite de oliva. No contiene clorofila pero presenta gran cantidades de ácido linoleico, glicéridos, sacarosa y asparagina. Cuando se utiliza para dar masaje, este aceite es excelente para los músculos y ligamentos, cura las quemaduras de la piel, aumenta la vitalidad y cura cualquier tipo de hinchazón y de sequedad.

⇑ volver arriba