¿Qué es el budismo?
El budismo es una religión no-teísta perteneciente a la familia dhármica y, según la filosofía hindú, de tipo "nastika". Este es un término técnico de la filosofía hindú, mayormente de uso académico, que se usa para referirse a religiones y filosofías que no aceptan una autoridad final de los Vedas, los textos sagrados del hinduismo. El budismo o el jainismo son religiones ''nastika'', mientras que el Yoga o el Vedanta son "astika". El budismo ha ido evolucionando en la historia hasta adquirir la gran diversidad de escuelas y prácticas hoy presentes.

día de mi toma de Refugio
El Lhama Phünstok Wangdü del linaje de budismo Vajrayana del centro Dag shang Kagyu de Panecillo, me acompañó en el día de mi toma de Refugio.

Origen, expansión y diversificación del budismo

El budismo se desarrolló a partir de las enseñanzas difundidas por su fundador, Siddhartha Gautama, alrededor del siglo V a.C. en el noreste de la India. El budismo inició una rápida expansión hasta llegar a ser la religión predominante en India en el siglo III a.C. En este siglo, el emperador indio Asoka la hace religión oficial de su enorme imperio, mandando embajadas de monjes budistas a todo el mundo conocido entonces. No será hasta el siglo VII, Era Común, cuando iniciará su declive en su tierra de origen, aunque para entonces ya se habría expandido a muchos territorios. En el siglo XIII había llegado a su casi completa desaparición de la India pero se había propagado con éxito por la mayoría del continente asiático.
El budismo ha significado un motor principal en la difusión de la escritura. Un ejemplar del Sutra del Diamante de la dinastía Tang china es el libro impreso más antiguo del mundo. La escritura tibetana fue creada expresamente para poder recopilar los textos budistas y la adopción de valores humanistas y universalistas. Es por tanto la gran filosofía de Asia porque su práctica ha logrado expandirse a la totalidad de sus países. Desde el siglo pasado se ha expandido también por el resto del mundo. Al carecer de una deidad suprema pero mostrar a la vez su carácter salvífico y universalista, ha sido descrita también como fenómeno transcultural, o método de trasformación. El budismo es, en número de seguidores, una de las grandes religiones del planeta. Contiene una gran variedad de escuelas, doctrinas y prácticas que históricamente y bajo criterios geográficos se clasifican en budismo del Theravada(Sur), Mahayana(Este) y Vajrayana(Norte).

imagen buda

Buda Gautama

Hay certeza histórica y científica sobre la existencia del "Buda Gautama", originalmente llamado "Siddharta Gautama" y conocido después también como "Śākyamuni" o "Tathāgata". Se sabe que provenía de la segunda casta hindú, la chatria kṣatriya, compuesta de guerreros y nobles. No obstante, algunos estudiosos como Andreu Bareau afirman que no es posible saber con exactitud si era un príncipe o un noble.
Los Cuatro Encuentros fueron, según la tradición, una de las primeras contemplaciones de Siddhārtha. A pesar de las precauciones de su padre, alcanzó a salir del palacio en cuatro ocasiones en las que vio por primera vez en su vida a un anciano, a un enfermo, a un muerto y por último a un asceta, realidades que desconocía personalmente.
A los 29 años, después de contemplar "los cuatro encuentros", decidió iniciar una búsqueda personal para investigar el problema del sufrimiento. A esta decisión se le llama"La Gran Renuncia". Se unió al entonces numeroso y heterogéneo movimiento hindú de los sramanas (vagabundos religiosos mendicantes), renunciando a todos sus bienes, herencia y posición social, para seguir prácticas religiosas y ascéticas.

El budismo en el mundo

TRADICIONES Y ESCUELAS BUDISTAS
El budismo no está organizado con una jerarquía vertical. La autoridad religiosa se basa en los textos sagrados; los "Sutras" (literalmente ‘discursos’). Además de eso, hay un numeroso material de interpretación en el que contribuyen maestros y personajes a través de la historia que los han comentando y analizado.
La comunidad monástica se organiza históricamente por líneas de transmisión en el tiempo, y en algunas escuelas las cadenas de relaciones entre maestros y discípulos son centrales. Los laicos tienen distinto papel dependiendo de las dos grandes ramas, Theravada (‘escuela de los ancianos’) y Mahayana (‘gran vehículo’). En el budismo mahayana, la vida laica se considera tan útil para alcanzar el Nirvana como la vida monástica, mientras que en el theravada se da un énfasis a la vida monástica. Otra clasificación muy común es identificar a una tercera rama; el Vajrayana (o Tántrico), que se puede considerar una parte o una división del Mahayana.
Esta organización religiosa descentralizada ha permitido una enorme flexibilidad de puntos de vista, variaciones y enfoques. Las variantes de budismo se dieron por divisiones en el tiempo de puntos de discusión doctrinales, como un árbol ramificado.
⇑ volver arriba
templo budista

Puntos importantes para entender el camino budista

• FUNDAMENTOS BUDISTAS
También llamado el Dharma (en sánscrito, significa: soporte, apoyo, lo que mantiene, la ley, la verdad, la auténtica naturaleza de la realidad, el camino), los Fundamentos budistas son la base de las enseñanzas del budismo. A pesar de una enorme variedad en las prácticas y manifestaciones, las escuelas budistas comparten principios filosóficos comunes. El estudio más profundo y la práctica más intensa, solía limitarse en oriente a las órdenes monásticas. En la actualidad sólo el budismo theravada tiene un énfasis en la vida monástica a detrimento de la vida laica. Las otras corrientes desarrollan y elaboran sobre determinados aspectos del budismo original de la India. Todos los elementos de las enseñanzas filosóficas fundamentales se caracterizan por estar estrechamente interrelacionados y contenidos en otros, por lo que para alcanzar su entendimiento se necesita una visión holística de su conjunto. Además, se suele subrayar el hecho de que todas las enseñanzas son solo una manera de apuntar, guiar o señalar hacia el Dharma, pero del cual debe darse cuenta el mismo practicante. El Dharma solo puede ser experimentado o descubierto de manera directa a través de una investigación y disciplina práctica personal.

• ALGUNAS IDEAS ERRÓNEAS SOBRE EL BUDISMO
El despertar budista no es debido a una revelación divina, sino que se produce como un descubrimiento directo y personal de la realidad última. Un Buda no es un dios, ni un mesías, ni un profeta. El budismo no afirma a un creador del universo como causa última de la realidad, y sus enseñanzas no son percibidas por sus seguidores como dogmas.

• EL PROBLEMA DEL QUE PARTE EL BUDISMO
El propósito del Budismo es la erradicación definitiva del Duhkha(sufrimiento, insatisfacción vital, o descontento que se manifiesta de manera inevitable en uno u otro momento de la vida). Acorde al pensamiento budista, la causa de la insatisfacción (frustración, tensión, etc...) es el deseo, Trsna (sed), entendido como los movimientos de la voluntad para la aproximación o el rechazo, surgiendo aferramiento, aversión, temor, etc.).
Todas estas pasiones se desarrollan por un yo que es vivido como totalmente existente y que de ese modo los padece. Pero debido a que el "yo" es una entidad que depende de varios factores para poder existir, es considerado en el budismo como una ilusión que depende de ellos. Es por tanto un efecto que surge de la avidyā (ignorancia), es decir, de una percepción errónea de la vida, la existencia y el ser. El "yo" es por tanto mantenido como el resultado de un proceso continuo de cinco agregados que varían a cada instante.

• CUÁNDO ESTARÍA SOLUCIONADO EL PROBLEMA, SEGÚN EL BUDISMO
El cese definitivo de este problema se da, según el budismo, tras el despertar, que ocurre como resultado del cultivo (Bhavana) de las enseñanzas de Buda. Este despertar supone el cese de una errónea posición respecto a la realidad y la vida. Este cese se produce según algunas escuelas budistas mediante un aprendizaje progresivo y según otras mediante un aprendizaje centrado en la intuición y la espontaneidad. Ese cese (Nirvana) implica que la persona se da cuenta por él mismo de manera directa de la verdadera naturaleza de la realidad y de él mismo. El despertar consiste pues en la experiencia directa más allá del entendimiento intelectual de que los objetos y fenómenos de la realidad (incluida la propia persona) no existen exactamente de la manera en que eran vividos anteriormente. Esta experiencia de transformación lleva a un nuevo estado no expresable con conceptos o palabras; en donde se alcanza el potencial innato desvelando una profunda e inherente Prajñā (sabiduría) y Karuṇā (compasión) por todos los seres vivos.

tallado artistico • KARMA: CAUSA Y EFECTO
Según el budismo, toda acción intencionada ("karma") crea uno o varios efectos que aparecen cuando las circunstancias son proclives, a lo que se llama maduración ("vipaka") o fruto ("phala"). El karma en aplicación a la doctrina budista se refiere a cualquier acción de habla, cuerpo o pensamiento. Por tanto los movimientos ajenos a la volición o la intencionalidad - como ocurre en el caso de actos reflejos - son neutrales kármicamente. Sin embargo, cualquier movimiento de la voluntad es karma aunque no sea consciente.
La doctrina de karma budista no es totalmente determinista ni fatalista. Karma no significa destino ni predeterminación, ya que no existe un automatismo ciego en la voluntad respecto a las tendencias mantenidas y no es posible anticipar que ocurrirá. La práctica budista además permite tomar observación y consciencia de este funcionamiento para ocasionar un distanciamiento respecto a esas tendencias. El karma no se debe entender como castigo al igual que tampoco lo hacemos, por ejemplo, con el ADN. "Karma" es una más de las cinco tipos de condicionalidad o procesos lógicos del Universo ("niyamas"): 1º - Condicionalidad inorgánica, 2º - orgánica, 3º - psicológica, 4º - moral y 5º - trascendental. Estos tipos de condicionalidad son impersonales y no hay intervención divina en ellos. Del mismo modo que la ley de la gravedad no requiere intervención divina. Algunos tipos de condicionalidad son inmutables: ni siquiera un Buda puede escapar de ser afectado una vez que ya nació y tiene un cuerpo.
⇑ volver arriba
• RENACIMIENTO
En la India, la idea de reencarnación era ya parte del contexto en el que nació el budismo. En el budismo se prefiere el término "renacimiento" en vez de "reencarnación", debido a que Anātman no afirma la existencia un alma perdurable que pueda transmigrar. Así, el renacimiento en el budismo no es igual que la reencarnación en el hinduismo. Para entender el renacimiento es necesario entender también el concepto de anatta.
En el renacimiento budista, el proceso del karma hará que la existencia de seres conscientes se manifieste, pero no existe un alma o espíritu eterno. Así, las acciones de cuerpo, habla y pensamiento conllevan efectos que se experimentarán con el tiempo, ya sea en la vida actual o siguiente. La continuidad entre individuos la constituye esa corriente causal, que es manifestada como tendencias y circunstancias en sus vidas.
El renacimiento no es visto como algo deseable, ni significa un determinismo o destino. El camino budista sirve para que la persona pueda liberarse de esa cadena de causas y efectos. Mientras no exista un cese de este ciclo, nuestra vida es Samsárica. Si bien el individuo debe experimentar las circunstancias en las que le toca vivir, a la vez es el único responsable de lo que decida hacer frente de ellas.
La meditación, práctica fundamental en el budismo, es una herramienta útil para aprender a observar cómo no existe un dueño de nuestros pensamientos, pero a la vez somos responsables de lo que decidamos hacer con estos. El apego o no apego son por tanto la clave para lograr conseguir más ecuanimidad respecto a uno mismo y al mundo.

• ÉTICA BUDISTA
La ética budista se fundamenta en los principios de ahimsa ("no ocasionar daño") y el Camino medio (moderación; no reprimir ni tampoco aferrarse a nada). Según las enseñanzas budistas, los principios éticos están determinados por el hecho de si una acción cualquiera podría tener una consecuencia dañina o perjudicial para uno mismo o para otros. En el budismo se utiliza la expresión de mente hábil, que es aquella que evita todas las acciones propensas a causar sufrimiento o remordimiento. El esfuerzo y la intención empleados determinarán la carga kármica de la acción.
A diferencia de una regla impuesta por una autoridad, un precepto es una base o guía ética personal. La ética budista se basa en "Los Cinco Preceptos":
  • no matar.
  • no tomar lo que no es dado.
  • no mantener una conducta sexual incorrecta, que sea dañina con otros o con uno mismo.
  • no hablar de manera dañina: con mentira, rudeza, ostentación, cotilleo/chismorreo, charla vana.
  • no tomar o consumir intoxicantes que alteren negativamente la mente.
Los monjes y monjas budistas por su parte, siguen más de 200 normas de disciplina descritas en detalle en el Vinaya pitaka.
⇑ volver arriba
tapiz tibetano

Meditación budista

La meditación (samadhi o bhavana) es la práctica budista por excelencia. El significado del término es "cultivo de la mente". Es por tanto una actividad que supone determinada disposición para que el practicante se sitúe en la realidad y así aumentar su comprensión y sabiduría, que son esenciales para la erradicación de "dukkha". Hay muchas y variadas técnicas de meditación budista dependiendo de cada tradición y escuela, si bien todas se basan en dos componentes llamados samatha (calma mental, tranquilidad) y vipassana (conocimiento directo, intuición). En el núcleo central de toda meditación budista hay una "observación tranquila y atenta" tanto de los propios procesos mentales como de los fenómenos de la vida.
La meditación budista se basa en el "samadhi", necesario para la realización del Nirvana. En el budismo se explican las diferentes etapas de meditación o "jhanas" que se experimentan en el progreso hacia el Nirvana. A partir de una base común, a lo largo de la historia las diferentes tradiciones budistas elaboraron sus propias técnicas de meditación dependiendo de su propia evolución histórica y sus influencias culturales. En todas las tradiciones hay infinidad de técnicas y variantes meditativas, pero al basarse en los mismos fundamentos son similares. Lo característico de los sistemas de meditación budista en las diferentes tradiciones es el objetivo de alcanzar el Nirvana.

Las tres joyas

Todo budista toma refugio en las Tres Joyas (también llamadas "Los Tres Refugios" o "Los tres tesoros"); esto viene a significar que una vez la persona ha comprendido el sentido de liberación que subyace en el camino del Dharma, decidirá tomar refugio mientras dure su vida en:
  • Buda: naturaleza bodhi, Nirvana (espiritualidad) o despertar.
  • Dharma: el budismo, la enseñanza de budas.
  • Sangha, la comunidad de budistas.
En muchas escuelas budistas existe algún tipo de ceremonia oficiada por un monje o maestro que ofrece la toma de refugio en las Tres Joyas. Esto es una manifestación pública del compromiso, pero no es algo indispensable. La persona puede por ella misma tomar refugio con sinceridad y es suficiente para considerarse budista.
Quienes no han tomado refugio pueden beneficiarse del budismo al considerarlo una filosofía, un método de entrenamiento práctico espiritual. Por este motivo, y al estar desligada de la devoción a deidades, a menudo hay personas de otras religiones o sin religión que estudian la meditación budista.