ver precios


foto de masaje La reflexología podal consiste en la manipulación firme y delicada de ambos pies para estimular sus puntos reflejos con el fin de aliviar la tensión del cuerpo, sosegar el flujo de conciencia, serenar las emociones y reencontrarse a nivel espiritual.

Al evocar las facultades curativas latentes del cuerpo, la reflexología ayuda a crear un estado saludable y armónico, ideal para el funcionamiento eficaz del ser humano a nivel físico, mental y emocional. Esta forma natural de curación ha pasado la prueba del tiempo y sigue siendo un tratamiento seguro, sencillo e incruento que obtiene notables resultados en todo el mundo. La reflexología estimula o calma zonas del cuerpo mediante la manipulación inteligente de sus zonas o puntos reflejos en los pies. Estos puntos son la correspondencia exacta, precisa y en miniatura de otras partes, órganos y glándulas del cuerpo. La manipulación de puntos reflejos específicos en los pies provoca una respuesta refleja favorable e involuntaria en la parte relacionada del cuerpo. Los pies también reflejan el estado de la mente, el cuerpo y el alma mediante la textura y condición de sus plantas. La oleada repentina de energía vibrante que genera el masaje reflexológico rejuvenece el cuerpo, disipa los impedimientos emocionales y establece un estado de paz interior en el cual puede recuperarse y/o mantenerse un estado saludable natural.

    La reflexología ofrece a cualquier persona:
  • una forma agradable de relajación
  • alivio del miedo, la ansiedad y la frustración
  • un rejuvenecimiento que revitaliza la mente, el cuerpo y el alma
  • un aumento de la vitalidad y confianza
  • una mejora de la calidad del sueño
  • confianza en los atributos personales propios y de otros
  • una concentración profunda y prolongada
  • un sentimiento de increíble bienestar
  • el restablecimiento del equilibrio
  • un sentido de la totalidad
  • una experiencia más provechosa y satisfactoria de la vida y la salud
  • valor para enfrentarse provechosamente a las adversidades
  • confianza para expresar abiertamente las verdades con franqueza y afecto
  • una oportunidad para la transformación personal y el crecimiento y desarrollo individuales
  • sosiega la inquietud
  • alivia y trata la raíz del descontento
  • contrarresta la fatiga
  • calma el nerviosismo, las preocupaciones y el miedo
  • alivia molestias, dolores y malestares
  • alivia el sufrimiento
  • reduce la tensión relajando la musculatura
  • mejora la circulación
  • limpia el cuerpo y el alma de impurezas y sustancias tóxicas
  • estimula las áreas hipoactivas y perezosas
  • calma las partes del cuerpo hiperactivas y excesivamente productivas

⇑ volver arriba

Los pies representan nuestras raíces y cimientos. Si sufren restricciones, la capacidad del individuo se ve limitada. Si se liberan, el individuo es libre de aventurarse sin dificultades. La reflexología es especialmente eficaz durante el embarazo, la infancia, la adolescencia, la edad adulta, los años dorados, las enfermedades, dentro de la unidad familiar. La salud y la curación son el estado natural del bienestar cuando existe una unidad y armonía generales por mediación de la paz mental, la relajación del cuerpo y la satisfacción del alma.

La reflexología induce una relajación que va desde dentro hacia fuera y constituye un impresionante antídoto para el sufrimiento. El receptor se sumerge en un estado de profunda relajación y felicidad de conciencia alfa, la fase de tranquilidad que se produce de forma natural entre la vigilia y el sueño. La mente, el cuerpo y el alma se aprovechan de esa autonomía para reagruparse y recuperarse por completo. Un cuerpo relajado se revitaliza mediante la absorción de la abundante energía universal que obtiene de dos fuentes principales: el sol y la tierra. Un cuerpo relajado puede librarse de la trabas físicas que dejan huellas en los aspectos mental, emocional y espiritual del ser humano. Así la persona se siente mejor, piensa con más claridad y disfruta plenamente de la vida. Todas las adversidades, grandes o pequeñas, pueden ser una fuerza destructiva o usarse de forma ventajosa para un mayor crecimiento y desarrollo personales.

ACEITES UTILIZADOS

En cada tratamiento se utilizan aceites esenciales con propiedades terapéuticas para tratar síntomas:
Ansiedad y tensión nerviosa:
bergamota, incienso, limón, manzanilla, jazmín, lavanda, melisa, orégano, sándalo, salvia
Depresión:
geranio, lavanda, pachulí, rosa, tomillo, manzanilla, limón, ylang ylang
Cefaleas y migrañas:
albahaca, lavanda, salvia, lemon grass, salvia, manzanilla, menta piperita
Insomnio:
lavanda, basilico, orégano, limón, mejorama, naranja


⇑ volver arriba