Cursos de Reiki  ·  Encuentros de Reiki  ·  Precio


foto reiki

¿Qué es Reiki?
Aquí puedes leer: Usui Reiki Hikkei (manual de Reiki de Usui Sensei).
Se trata de un método que permite encontrar la armonía con lo que nos rodea y que se caracteriza por la simplicidad y por la poca importancia que concede a las elucubraciones mentales. Los orígenes del Reiki se pierden en la noche de los tiempos – se encuentran en sutras budistas muy antiguos – pero fue redescubierto a mediados del siglo pasado por un profesor japonés, Mikao Usui. Esto es importante, ya que, dado que existen muy pocos escritos sobre la cuestión, se tiende a menudo a atribuir la paternidad del Reiki al mismo Usui, lo que coloca esta práctica en un contexto histórico y cultural bien preciso, y mucho más próximo a nosotros de lo que está en realidad. En el Reiki no hay ni dogmas, ni actos de fe, ni reglas inflexibles y absolutas; una vez que se han abierto los canales por los que pasa la Energía (al final de una serie de ceremonias rituales) cualquiera está en condiciones de sacar de él lo que esté dispuesto a recibir.
Para algunos es un método de curación; para otros, una de las muchas formas de prepararse a experimentar un proceso de expansión interior y de decidirse a aceptar las experiencias de la vida como lecciones de la Realidad. No se plantea ningún problema si se aborda el Reiki considerándolo como parte integrante de un proceso personal de maduración interior, sobre todo si estamos dispuestos a vivir todas sus fases; en cierto modo, podría decirse que el Reiki es una especie de atajo que permite vivir en sucesión rápida diferentes experiencias interiores que de otro modo exigirían muchos años.
A este respecto es preciso ser claro: las iniciaciones del Reiki, sobre todo más allá del primer nivel, entrañan una transformación energética e interior que acaba por ser guiada por la Realidad y no por nuestro ego; por ello carece de importancia si lo anhelamos realmente y si estamos dispuestos a volver a poner en tela de juicio todas las certidumbres que hemos adquirido hasta entonces, incluso las relativas al Reiki.



EL REIKI Y LA ENERGÍA
Reiki es un término japonés compuesto de dos términos, rei y ki. Ambos se refieren a la energía universal, la cual ha recibido numerosos y diversos nombres en las diferentes civilizaciones actuales y pasadas : “chi” para los chinos, “prana” para los hindúes, etc. La diferencia entre estos dos términos es que "rei" se refiere al aspecto universal y unitario de la energía, mientras que "ki" expresa su manifestación más específica en el seno de todo ser vivo.

reiki



ACCIÓN DEL REIKI
El Reiki utiliza ritos de activación energética (las llamadas iniciaciones) y una serie de símbolos para canalizar y orientar la energía. Los procesos de Reiki actúan sobre todos los planos del individuo, sin limitarse al aspecto físico : en efecto, se induce una armonización de todos los desequilibrios pasados y presentes, planteando a menudo problemas olvidados o rechazados. Es por ello que vemos frecuentemente reaparecer enfermedades en las que y no pensábamos o dificultades emocionales que creíamos resueltas.
Se trata de una verdadera acción de desintoxicación, como la asociada a un periodo de ayuno : todas las toxinas físicas y psíquicas vuelven a circular para ser definitivamente expulsadas. En efecto, en casi todos los casos, al final de las primeras sesiones, el estado del paciente se agrava en lugar de mejorar ; ello no tiene nada de asombroso para quienes conocen ya otras técnicas de curación natural (la homeopatía por ejemplo) puede entrañar una crisis profunda en quienes no se hallan preparados y carecen de noción alguna sobre el restablecimiento del equilibrio global.
Del mismo modo que hay muchas técnicas posibles de Reiki, hay numerosas definiciones de las sensaciones percibidas en curso del tratamiento. Algunos pacientes se distienden por completo y a menudo se duermen, otros son nerviosos y tienen dificultades para dejarse ir ; unos sienten la energía provenir de las manos del terapeuta, otros, por el contrario, tienen la impresión de que no pasa absolutamente nada. En cualquier caso, se trata de sensaciones completamente subjetivas que no tienen nada que ver con la esencia del proceso de curación en curso pero que pueden proporcionar preciosas informaciones en cuento al comportamiento interior del paciente frente al tratamiento, comportamiento que en ciertos casos puede ser completamente diferente del que muestra externamente.
Lo que se puede afirmar con certeza es que el Reiki no puede ser nocivo en ningún caso, se ha dicho que la energía se dirige espontáneamente allá donde es necesaria y en consecuencia un diagnóstico erróneo de los problemas a tratar no hace correr ningún riesgo al sujeto : independientemente de nuestra voluntad, es la energía misma la que se dirige allá donde es útil para desencadenar el proceso de curación. El Reiki es una de las herramientas de que dispone el hombre contemporáneo para afrontar una existencia cada vez más alejada del ritmo natural de la vida, y en el curso de la cual se encuentra cada vez con más dificultades para permanecer en contacto con su esencia más íntima, es una terapéutica natural al servicio de quienes tienen necesidad de ella… Pero es algo todavía más profundo y sagrado para quienes quieren restablecer la armonía con el ritmo de la Realidad.

EL REIKI Y LA MEDICINA HOLÍSTICA
Realizando esta armonía entre la energía individual y la universal, el Reiki permite entre otras cosas, desencadenar un proceso global de curación natural; ciertamente, esta “rearmonización” con la realidad no significa solamente una solución a los problemas físicos o emocionales. Significa asimismo que volvemos a encontrar el sentido más profundo de la existencia, que aprendemos a aceptar y a interpretar todos los sucesos que se producen. Todo esto es particularmente precioso en el mundo occidental, que desde hace mucho tiempo se ha habituado a razonar de forma analítica, descomponiendo, seccionando e interpretando los diferentes elementos sin tener en cuenta la situación global de la que forman parte.
La visión que se deriva del enfoque del Reiki es, por el contrario, holística, global : no hay sino una sola y única Realidad, más allá de sus diferentes manifestaciones aparentes en el espacio y el tiempo y nosotros somos parte integrante de ella, una parte carente de privilegios. Nuestro cuerpo, nuestro espíritu, nuestra conciencia no son sino aspectos, facetas de este conjunto, un poco como los pequeños puntos que forman las fotografías reproducidas en los periódicos y que no tienen importancia más que por su relación con la imagen a la que pertenecen. Practicar Reiki significa ser un canal, “dejar hacer” a la Realidad, y si llegamos a ello, será que hemos desencadenado en nosotros un proceso importante de curación y de maduración. El Reiki propone al individuo ser un canal, dejar pasar la energía a través suyo para que llegue allí donde sea particularmente necesaria. A este respecto, el Reiki es muy simple, carece de toda noción compleja que asimilar o comprender, pues esta experiencia concierne antes al corazón que al espíritu. Lo único que se exige es la disponibilidad ; tras la apertura de los canales energéticos efectuada a la salida de las iniciaciones, el resto sucede de forma muy natural.
En fin, si conseguimos acceder a la escucha de nosotros mismos, bastará seguir nuestra intuición y “dejar hacer a las manos” sobre el cuerpo del paciente, allí donde la energía sea particularmente necesaria. Lo único que podemos pretender es tratar de ayudar, de favorecer el proceso de curación que está en curso, pero sin olvidar nunca que no somos sino un instrumento.

LAS INICIACIONES DEL REIKI
Las iniciaciones del Reiki son próximas al sentido oriental del término y tienen como objetivo abrir los canales por los que discurre la energía. El Maestro de Reiki pone en marcha un proceso de activación con el fin de eliminar cualquier bloqueo que impida el flujo natural de la energía ; después de lo cual, se está inmediatamente en condiciones de aplicar las enseñanzas recibidas y de tratar tanto a los demás como a uno mismo. La transmisión del Reiki se hace en tres etapas, correspondientes a los tres planos de existencia en que se desarrollan las acciones humanas : el cuerpo, el mental y la conciencia. El objetivo, pues, no es crear una jerarquía, sino ofrecer a cada cual una experiencia gradual, de modo que pueda recibir y trabajar individualmente en la medida en que es capaz de comprender.
El primer nivel ofrece todo lo necesario para practicar bien el Reiki, exactamente como nuestro cuerpo, que contiene todo lo que puede sernos útil para vivir nuestras experiencias de la Realidad. Este nivel contiene, en estado embrionario, las experiencias propuestas en el curso de los niveles superiores, donde las enseñanzas se retomarán de forma más detallada, lo que desencadenará procesos de curación más intensos todavía ; quienes hayan vivido profundamente el primer nivel no encontrarán en ello ninguna dificultad, pero los niveles superiores implican decisiones cada vez más motivadas concernientes a nuestra propia evolución, así como la ofrenda de nosotros mismos en calidad de instrumento para los planes de la Realidad, lo que implica sobrepasar los límites de nuestro ego.

¿POR QUÉ HAY QUE PAGAR LOS TRATAMIENTOS?
He aquí un tema delicado, sobre todo en el universo de las medicinas complementarias, en el que es fácil caer en las especulaciones. Por desgracia, el Reiki no está libre de ellas. Nuestra experiencia personal y no sólo en el dominio del Reiki, nos ha enseñado que aquello que recibimos como regalo no tiene nunca para nosotros el mismo valor que aquello que adquirimos personalmente.
Numerosas experiencias en la historia del Reiki testimonian que a menudo los tratamientos gratuitos han aportado pocos resultados ya que el paciente tiene tendencia a subestimarlos y posteriormente a considerarlos como un derecho adquirido antes que como un don: Usui mismo quiso ofrecer sus tratamientos en el gueto de Kioto, pero aquellos a quienes curaba volvían pronto, habiendo descubierto que era mucho más fácil apoyarse en él que aprender a caminar solos. Este concepto de intercambio energético no tiene por qué realizarse necesariamente con dinero: quienes tengan problemas económicos reales podrán ofrecer otra cosa en intercambio.

FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE REIKI
Pueden encontrar todas las informaciones en la página web de la Federación Española de Reiki:
http://www.federeiki.es/
En lo que me concierne, mi número de federada es 701.
http://www.federeiki.es/datos/index.php?a=2&b=853