ver precios


El masaje tailandés
thai El masaje tradicional tailandés es una rama importante de la aplicación terapéutica de la medicina tradicional tailandesa. Tiene la particularidad de reunir, en perfecta armonía, cualidades y características de diferentes disciplinas orientales, como el yoga, la digitopresión y la meditación. Este masaje se fundamenta en principios energéticos y en una concepción holística del ser humano, y su objetivo principal es restablecer la circulación de la energía vital para lograr un equilibrio físico, mental y emocional. Las técnicas utilizadas en la aplicación de este masaje son básicamente las presiones y los estiramientos. Estos últimos proporcionan al masaje tradicional tailandés un carácter único entre la gran variedad de terapias manuales que se practican en occidente y desempeñan un papel fundamental en la aplicación de este trabajo corporal. Por medio de los estiramientos se intenta recuperar poco a poco la flexibilidad perdida y se lleva al receptor a posturas inspiradas en el yoga, lo que le permite alcanzar un estado de relajación profunda. El hecho de que este masaje tenga su origen en la comunidad monástica del budismo Theravada le confiere un carácter profundo de meditación y entrega en el que se desarrollan los cuatro sublimes del alma o brahma viharas. Con él se busca establecer un diálogo interior entre practicantes y receptor que tiene como finalidad principal alcanzar el bienestar y restablecer el equilibrio energético. Gracias a la dedicación y a la práctica de los maestros, este importante legado, con más de 2500 años de historia, se ha ido transmitiendo de generación en generación y ha llegado hasta nosotros como una posibilidad más para obtener la salud y el gozo interior.

masaje thai

La medicina tradicional tailandesa
La medicina tradicional tailandesa reúne la esencia de las técnicas orientales y establece una armonía entre los cuatro elementos: tierra, fuego y aire. Éstos se encuentran relacionados con los componentes orgánicos y energéticos del cuerpo humano, en equilibrio con la propia naturaleza y con la energía que gobierna el universo.

PRINCIPALES INFLUENCIAS

Influencia budista
La historia y el desarrollo de la medicina tradicional tailandesa han estado siempre unidos a los dogmas espirituales del budismo. La aplicación del masaje se considera una forma de práctica meditativa, con beneficios tanto para el receptor como para el practicante, quien trabaja sumergido en un estado de concentración serena que le permita agudizar la intuición y la sensibilidad y percibir los cambios energéticos y las necesidades del receptor. De esta manera, el masaje tradicional tailandés se convierte en una aplicación práctica de los cuatro estados sublimes del alma, que, según el budismo Theravada, son necesarios para alcanzar la felicidad.
Influencia ayurvédica
La medicina tradicional tailandesa se desarrolla y evoluciona en Tailandia, con el contexto de la tradición monástica del budismo theravada. Sin embargo, sus raíces proceden de la India, razón por la cual se aprecia claramente la influencia de los principios de la medicina ayurvédica. Dicha influencia se observa incluso en los términos que adopta de la lengua pali para nombrar los cuatro dhatu. Estos elementos, que ya hemos mencionado anteriormente, se interrelacionan para determinar la actividad energética y mantener el equilibrio entre sí, estableciendo la salud y el bienestar.
Influencia de la medicina tradicional china
Como consecuencia de la elevada inmigración china en Tailandia, el masaje tradicional tailandés muestra una clara influencia de la medicina tradicional china. Como es natural, los inmigrantes llevan consigo su medicina, sobre todo al tratarse de una tradición tan antigua y completa y comienza a utilizarse en Tailandia en los tratamientos de las nuevas enfermedades.
El aspecto fundamental de la medicina tradicional china que contribuye al enriquecimiento del masaje tradicional tailandés es la estimulación de los puntos clave del cuerpo que se encuentran a lo largo de los senderos por donde circula el prana o energía vital. En la medicina tradicional china, dicha estimulación se logra con la acupuntura y el tui na. Este último tiene una influencia decisiva en el masaje tradicional tailandés al complementar el trabajo de estiramientos y manipulaciones. El gran mérito de la cultura tailandesa ha sido amalgamar las dos principales medicinas orientales para crear un masaje único tailandés.
⇑ volver arriba

FUNDAMENTOS DEL MASAJE TRADICIONAL TAILANDÉS
El masaje tradicional tailandés se fundamenta en la existencia de una energía vital que fluye por los senderos energéticos sen. Utiliza una sabia y única combinación de digitopresión y suaves estiramientos que evocan posturas del yoga para estimular la circulación energética y liberar los posibles bloqueos existentes. Este libre fluir está condicionado por la relación armónica que se establece entre los aspectos físicos, mentales y emocionales.

CAUSAS DEL DESEQUILIBRIO ENERGÉTICO
Todos los desequilibrios energéticos se producen como consecuencia de un exceso o de una carencia de prana o energía vital que recorre todo el cuerpo por la red invisible que forman las líneas energéticas llamadas sen. Cuando se presenta un bloqueo energético en algún punto de estas líneas, se afectan dos partes del cuerpo, una por sobrecarga y otra por carencia de energía. El resultado de este bloqueo es un desequilibrio que conduce a la enfermedad o a los síntomas de ésta. Los factores causantes del desequilibrio están directamente relacionados con los hábitos alimentarios, la calidad de la respiración, el estilo de vida, los cambios climáticos y los estados emocionales. Con el ritmo de vida de la sociedad actual es fácil descuidar alguno de estos factores. En consecuencia, nos hacemos más vulnerables y nos exponemos más a estas deficiencias energéticas que tienen como resultado el desgaste y el debilitamiento del estado físico, mental y emocional.

EFECTOS DEL MASAJE
Los principales efectos que genera el masaje tradicional tailandés se producen por la aplicación de las presiones y los estiramientos que activan el flujo de energía vital y regulan la homeostasis de una forma natural. Las presiones estáticas y rítmicas comprimen el tejido blando, mientras que los estiramientos producen una flexibilidad máxima del mismo y estimulan la vasta red de terminaciones nerviosas que se encuentran en la zona que se trabaja. Por medio del sistema nervioso central, este estímulo es enviado al cerebro que responde con impulsos que afectan a otras partes del cuerpo incluidas las funciones orgánicas. Estas son estimuladas o sedadas según la intensidad y la duración de la presión o el estiramiento que dependen de la necesidad terapéutica. El masaje tradicional tailandés contribuye al buen funcionamiento del organismo, teniendo en cuenta los aspectos físicos, mentales y emocionales del ser humano. Este masaje se utiliza como tratamiento curativo y preventivo para alcanzar el equilibrio del prana o energía esencial. El masaje tradicional tailandés es el método más eficaz para mantener y mejorar la movilidad, la flexibilidad y la energía vital. Este trabajo corporal reduce al mínimo las posibles lesiones de las articulaciones, los ligamentos y los músculos. Del mismo modo, proporciona bienestar al liberar la tensión generada por el estrés y armoniza los aspectos psicofísicos y sutiles del ser humano.

BENEFICIOS
    Cuando se recibe con regularidad, el masaje tradicional tailandés proporciona los siguientes beneficios :
  • incrementa la flexibilidad de la musculatura, los ligamentos, los fascias y los tendones.
  • Mejora las condiciones de las articulaciones al segregar en ellas líquido sinovial.
  • Previene las lesiones tendinosas y musculares.
  • Tonifica el sistema nervioso, estimulando las funciones del sistema parasimpático.
  • Aumenta el fluido energético.
  • Disminuye drásticamente el estrés.
  • Armoniza la relación psicosomática, facilitando la capacidad de sentir la conexión cuerpo/mente/espacio.
  • Aumenta la capacidad de atención y mejora la memoria.
  • Regula las funciones endocrinas.
  • Mejora la circulación linfática y sanguínea.
  • Incrementa la capacidad respiratoria.
  • Favorece el buen funcionamiento de los órganos internos.
  • Mejora las relaciones interpersonales.
  • Aumenta la autoestima.
  • Aporta paz, armonía y serenidad.
  • Equilibra y restablece la fuerza vital que fluye por nuestro interior.
  • Estabiliza los estados de ánimo.
  • Estimula el poderoso potencial de creatividad y autocuración que se posee.
  • Fortalece los pensamientos positivos.
  • Incrementa la capacidad sensorial.
  • Favorece la relajación física y mental.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Restablece el flujo de la energía física, mental y emocional.


CONTRAINDICACIONES
    En las siguientes situaciones no se puede recibir el masaje bajo ningún concepto :
  • cáncer
  • enfermedades agudas
  • descompensación cardiovascular
  • osteoporosis
  • enfermedades reumáticas en períodos agudos
  • embarazo
  • estados febriles con presencia de infecciones
  • osteomielitis
  • tromboflebitis
  • arteriosclerosis

⇑ volver arriba